Correr por el derecho a la salud 

En el año 2021 Metges del Món Comunitat Valenciana tuvo la oportunidad de participar en una actividad muy diferente a las que participa normalmente. 

La organización de la Maratón Valencia Trinidad Alfonso escogió nuestro proyecto como el más adecuado, lo que nos convertía en la entidad beneficiaria para la edición del maratón de 2021. El proyecto, como no podía ser de otra forma, tenía como objetivo el acceso al derecho a la salud de las personas más vulnerables, concretamente, el acceso a la vacunación COVID-19 en las mismas condiciones que el resto de la población. 

A priori, lo que “ser entidad beneficiaria” significaba es que recibiríamos una serie de donaciones en base a la cantidad de personas apuntadas a la carrera y a la cantidad de ellas que conseguían cruzar la línea de meta. Además, estábamos invitadas a participar en los diversos eventos que giran en torno a la carrera, entre ellos, la cesión de un espacio privilegiado para animar en el km 41. 

Hasta aquí la información, digamos, descriptiva y contextual. Podría seguir escribiendo un buen rato una explicación sobre los acontecimientos, pero me estaría dejando algo mucho más importante: 

La EMOCIÓN. 

Y es que para, para nosotros y nosotras, para Metges del Món, la participación en esta actividad ha significado mucho más que la mera presencia testimonial como organización beneficiaria. 

La realidad es que… ¡nos vinimos muy arriba! 

Cogiendo al vuelo la oportunidad de involucrarnos en un evento de tanta relevancia como el Maratón Valencia, una lluvia de ideas fue llevando a otra, y de ahí a la concretización en tres actividades que, de un modo u otro, nos han reactivado como hacía tiempo que no pasaba.  

En primer lugar, durante los tres meses antes de la carrera (de septiembre a diciembre) pusimos la organización patas arriba y toda la familia que formamos MdM nos hemos ido a entrenar al parque del Turia. Pero no solo eso. En cada uno de los 5 entrenamientos organizados, diferentes invitados e invitadas vinculados al mundo del running, Recaredo Agulló, El Club de la A, Club Deportivo Camp de Morvedre, nos han acompañado y dirigido. Serigrafiamos camisetas, llevamos avituallamiento, corrimos, caminamos, sudamos y nos reímos tanto, que cada entrenamiento se pasaba en un suspiro. ¿Sabéis eso que se dice que no hay mayor ni mejor publicidad que el boca a boca? Pues ¡voilà! Lejos de menguar, cada sesión se unía más gente con ganas de disfrutar y soltar piernas. Pero la cosa no terminaba ahí. Los entrenamientos hacían una magia mucho más importante: la de unirnos y borrar las inevitables separaciones que se forman en el día a día de una organización como MdM.  

Acercándonos ya al fin de semana de la maratón, tuvieron lugar las otras dos actividades: la participación en la feria del corredor y la animación en el km 41. En cuanto a la feria del corredor, fue una oportunidad única para hablar y conocer a corredores y corredoras de todo el mundo, dar a conocer nuestra organización e invitarles a que se sacaran una foto en el photo call que nos montamos para la ocasión. Además, invitamos a los y las maratonianas a que firmaran simbólicamente por el derecho a la salud, consiguiendo la nada desdeñable cantidad de ¡XXX firmas! 

Y qué deciros del día de la carrera…emociones, nervios, trabajo en equipo… ¡Tantas cosas! Durante 6 horas lo dimos todo en nuestro km 41, animando a los y las corredoras en ese último km que parece que no es nada, pero que, para ellos y ellas es el colofón final y, muy a menudo, el momento que más necesitan un empujón para conseguir ese gran reto que es terminar una de las pruebas más duras que hay a nivel deportivo.  

Pero si de emociones hay que hablar, creo que no puedo terminar de escribir esto sin contaros que Maratón Valencia nos dio la oportunidad de pasar por el arco de meta con el último corredor de la prueba y recibir las donaciones conseguidas de la mano de Paco Borao (presidente de la Maratón Valencia), pudiendo poner un broche final a una experiencia increíble.  

Si tuviera que escoger una conclusión final, querría dejaros un par de reflexiones. 

Al terminar esta actividad relacionada con la Maratón Valencia y pensar en por qué había tenido tanto éxito entre las personas que formamos, de un modo otro, Metges del Món, se me vienen a la cabeza dos cosas.  

La primera, lo necesitábamos. Después de casi dos años de pandemia y reclusión, de no vernos, de no hacer cosas juntas y juntos, esta serie de actividad fue como un aliento fresco que, como dijo nuestra presidenta Ana Pérez, nos sacó del estado comatoso en el que nos encontrábamos en lo que a divertirnos y compartir experiencias se refiere. 

La segunda, en Metges del Món, Médicos del Mundo, Médecins du Monde, Doctors of the World… y así en todos los idiomas posibles, defendemos básicamente una cosa: el derecho a la salud para todas las personas. El deporte, el ejercicio, la actividad física, es salud. Salud tal y como la defiende la OMS, que no es solo la ausencia de enfermedad sino el estado completo de bienestar físico, psicológico y social. Gracias a la participación en la actividad de Maratón Valencia, hemos conseguido unir salud, deporte y solidaridad de la manera más natural posible: sintiéndonos a gusto, pasándolo en grande y, cómo no, sudando la camiseta.  

Facebook
Twitter
INSTAGRAM